2)  Retos y avances en la garantía de derechos a quienes residen fuera de México

El voto desde el extranjero en las elecciones 2021. Los desafíos institucionales

 
Daniel Tacher

Iniciativa Ciudadana para la Promoción de la Cultura del Diálogo A.C.

 

 

 

En 2021 se realizarán unas elecciones históricas por el número de cargos en disputa. Más de 21 cargos de elecciones popular en las 32 entidades y a nivel federal. Se renovará la totalidad de la Cámara de Diputados y 15 gubernaturas. En este universo, 11 entidades tendrán voto desde el extranjero, nueve en la renovación de sus ejecutivos locales y dos para la elección en sus congresos locales. Además, la principal innovación será la implementación del voto electrónico por internet para el proceso extraterritorial. El escenario de la elección 2021 es el más complejo de la historia.

En materia de voto desde el extranjero, la elección del próximo año representa el mayor desafío institucional. El régimen electoral mexicano, desde 2014, ha transitado a un modelo nacional de elecciones. El Instituto Nacional Electoral (INE) concentra un conjunto de funciones y emite lineamientos de observancia general para todas las autoridades electorales estatales. En materia del voto de la ciudadanía mexicana residente en el extranjero, la concentración de funciones es más evidente. El INE deberá realizar actividades para la conformación de los Listados Nominales de Electores Residentes en el Extranjero, aunque no haya elecciones federales con voto extraterritorial. El INE determina el  o los mecanismos de votación. Para la elección del año 2021, se implementará tanto el voto electrónico por Internet como el voto postal.

En este marco, es necesario analizar con detalle el proceso de voto desde el extranjero en cada etapa y por cada institución responsable. La evaluación que se haga del proceso, en primer lugar, debe realizarse por etapas. Las etapas son registro de electores, mecanismos de emisión del voto, y escrutinio y cómputo de las elecciones. Las instituciones responsables son el INE, la Secretaría de Relaciones Exteriores mediante sus embajadas y consulados y los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLE). En todas las instituciones, recae la responsabilidad de vinculación, comunicación, difusión y promoción de los derechos político electorales de quienes residen en el extranjero. A continuación hacemos un breve repaso de los elementos que deben ser evaluados en este proceso.

Registro de Electores

El registro de electores en el extranjero es un proceso complicado que representa un filtro para el ejercicio del derecho al voto. Es un registro temporal que realiza en cada proceso electoral. Esto significa que la ciudadanía que se registró para votar en 2018 debe hacerlo nuevamente para la elección del año 2021.

 

Las personas deben solicitar, actualizar o renovar su credencial para votar con fotografía en embajadas y consulados. La credencial no se recibe en estas instituciones, le llega al elector al domicilio señalado en su registro por vía postal o mensajería. Una vez que la recibe debe activarla. Una vez activada debe registrarse al listado de electores en el extranjero. En el caso de quienes tengan credencial vigente emitida en México, basta con registrarse al listado de electores.

 

Hasta el momento el INE reporta más de un millón de credenciales tramitadas y más de 900 mil entregadas. Una diferencia de casi 200 mil credenciales. Sin embargo, tan solo en Estados Unidos se calcula que residen 11 millones de mexicanos. Un diferencial de diez a uno.

El proceso de registro requiere de campañas informativas permanentes. En la comunicación, recae el éxito del registro. En este sentido, el INE, la cancillería y los OPLE juegan el papel más importante. Sin embargo, de las once entidades que tendrán voto desde el extranjero, solamente Ciudad de México tiene un programa de vinculación, pero sin campañas de difusión permanentes sobre el registro. En el caso de la cancillería, es necesario conocer el impacto que el trámite de credenciales ha tenido en la demanda de servicios, pues con la crisis sanitaria prácticamente todas las oficinas consulares cerraron por meses y ha generado rezago en la atención ciudadana.

Mecanismo de emisión del voto

Como se ha señalado, en la elección del año 2021 se implementará por primera ocasión el voto electrónico por internet a esta escala. También para la elección del año 2021, la ciudadanía desde el extranjero podrá optar por emitir su voto en forma postal. Por primera vez habrá mecanismos mixtos de votación. Aunque no es una novedad en el sistema electoral mexicano y en el voto extraterritorial, entidades como la Ciudad de México ya han implementado este mecanismo. La novedad para la elección del próximo año radica en el número de entidades que participarán, el desarrollo del sistema por parte del INE y las auditorías rigurosas a la que fue sometido el sistema.

La implementación del voto por internet ha generado expectativas para aumentar la participación desde el extranjero. Sin embargo, en el proceso de desarrollo, los OPLE fueron testigos y poco proactivos en el proceso. Adicionalmente, la ausencia de campañas informativas y de proyectos de educación cívica desde lo local se traducen en sobrecargar al INE de la responsabilidad de transmitir la información.

Escrutinio y Cómputo

En la última etapa del voto extraterritorial, se encuentra uno de los elementos que genera mayor incertidumbre en el votante. La incertidumbre de cada voto y, en particular, su voto se cuente de forma transparente sin manipulación. En la experiencia acumulada en tres procesos federales y más de una veintena de elecciones estatales ha mostrado el alto nivel de confiabilidad en esta etapa. Cada voto recibido desde el extranjero se ha contabilizado de acuerdo con la intención del votante sin manipulación. Ha sido uno de los momentos más observados.

La información al elector sobre este proceso es crucial. La confiabilidad sobre el resultado de la elección es una de las labores de mayor importancia para las autoridades electorales. Nuevamente, el régimen electoral ha recargado en el INE la mayor parte del proceso. Sin elección federal el INE realizará el proceso y remitirá a las entidades correspondientes el resultado de la elección. De nuevo, los OPLE han recargado en el INE el proceso.

Desafíos institucionales

Para la elección del año 2021, encontramos desafíos para diversas instituciones en materia de voto en el extranjero. Once entidades tendrán la responsabilidad de recibir esta votación. Cinco entidades lo harán por primera ocasión (Chihuahua, Guerrero, Nayarit, Querétaro y San Luis Potosí); dos recibirán votos para la conformación de su congreso local, Jalisco para la elección de diputados de Representación Proporcional y la Ciudad de México para una diputación específica de residentes en el extranjero y las cuatro restantes, con experiencia institucional, deberían incrementar la participación desde el extranjero (Baja California Sur, Colima, Michoacán y Zacatecas).

El reto para los OPLE es iniciar trabajos que no han hecho o trabajos que han realizado sin mayor continuidad. Es necesario que los OPLE desarrollen actividades permanentes de vinculación, promoción y educación cívica. Al momento, 23 entidades ya cuentan con voto extraterritorial, pero solamente una (Guanajuato) cuenta con una unidad técnica especializada. Los 22 OPLE restantes minimizan estas actividades, lo que se traduce en bajos niveles de participación desde el extranjero.

Para la cancillería, los retos no son menores. Como vínculo permanente con la diáspora mexicana, la cancillería es el medio de comunicación principal. La complejidad del proceso de registro, donde recae el éxito de un proceso de participación ciudadana, debe ser materia de comunicación permanente. Para la cancillería, la labor de ser intermediarios con el Registro Federal de Electores implica que sus funcionarios deban capacitarse en el proceso electoral y poder brindar la información necesaria a la ciudadanía. Nuevamente, comunicación, difusión y educación cívica son la clave.

Finalmente, para el INE el reto es aún mayor dadas las condiciones del régimen electoral. Mal entendidas, las reglas hacen que los OPLE se abandonen en el INE y dejen a esta institución las tareas de vinculación y difusión con sus diásporas. Además, para el INE, el desarrollo de un nuevo modelo de votación electrónica representa la oportunidad de caminar al futuro.

La elección del año 2021 es un parteaguas en la historia del voto extraterritorial en México. Garantizar el pleno ejercicio de los derechos políticos de quienes residen en el extranjero implica avanzar en el camino de la representación. La Ciudad de México, con la diputación migrante, dio ese paso fundamental. Avanzar en garantizar plenos derechos implica también mayor involucramiento de las autoridades locales; algunas llegaron tarde a la elección del próximo año, pero están a tiempo de atender los desafíos en el futuro, pues el voto desde el extranjero no puede pensarse como un ejercicio de cada tres o seis años. El voto desde el extranjero es un trabajo constante y continuo que debe tomarse con toda la seriedad por parte de todas las instituciones.

Síguenos en redes

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube

BRÚJULA CIUDADANA. Es una publicación electrónica mensual editada por Iniciativa Ciudadana para la Promoción de la Cultura del Diálogo, A.C., Tel. (55) 55141072, 

Editor responsable: Elio Villaseñor Gómez.

Editora de la revista, Delmy Xiomara Peraza Torres. 

Diseño: Judith Meléndrez Bayardo

Las opiniones expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura del editor de la publicación. 

El material de esta publicación puede ser mencionado o reproducido siempre y cuando se cite la fuente.

LOG-INICIATIVA.png
Logo Puente Ciudadano.png