2. Situación económica en México y el PEF 2021

Foto de Joebeth Terriquez/EFE

¿Qué le espera a México en 2021 según proyecciones de los organismos internacionales?

 
Alexis Rivera Ballesteros

Economista consultor en el Banco Mundial y maestro en economía internacional por la Universidad de California en San Diego*

 

 

 

Introducción

El mundo se encuentra en una recesión económica derivada de los efectos de la pandemia y aún seguimos en ella.  De acuerdo con proyecciones y datos del reporte Perspectivas Económicas Mundiales del Banco Mundial, la recesión global será la más profunda desde el fin de la Segunda Guerra Mundial y donde muchos países verán una caída de su producto interno bruto (PIB) per cápita como no lo habían hecho desde 1870.  Los efectos devastadores de esta contracción de la economía ya están mostrando indicios de una recuperación lenta que podría tomar varios años.  Es importante tener en cuenta que las proyecciones y estimaciones que calculan economistas e investigadores de cualquier institución se basan en escenarios que pueden cambiar con la aparición de nuevos shocks.  Por lo tanto, las actuales estimaciones se calculan bajo el supuesto que lo peor de la emergencia sanitaria ya ha pasado y que sigue una recuperación.  Pero lo cierto es que aún hay mucha incertidumbre sobre la aparición de una vacuna o sobre la aparición de nuevas oleadas de contagios, y cualquier empeoramiento podría alterar estos cálculos.

El futuro para México no es alentador.  México, que inició la pandemia con un crecimiento del PIB de -0.15 por ciento en 2019 ya estaba dando indicios de una desaceleración económica que se profundizó con la pandemia.  Durante estos tiempos difíciles, el buen manejo de la macroeconomía será crucial para determinar la duración de la recuperación económica del país y cada decisión que tome el gobierno ahora tendrá repercusión en los próximos años.

En este documento discutiré algunos de los principales indicadores macroeconómicos de México y el mundo contrastando sus valores con años previos y posteriores a la pandemia con estimaciones del Banco Mundial, del Fondo Monetario Internacional y de algunas otras instituciones. 

 

El impacto de la pandemia en México y el mundo

De acuerdo con los últimos reportes, en el mundo han muerto más de 1 millón de personas a causa del COVID-19 y diariamente pueden llegar a morir más de 80 mil personas a causa de este virus. El número de muertes diarias en el mundo equivaldría a que toda la población de un lugar del tamaño de San Miguel de Allende, Guanajuato muriera de un día para otro. México es el cuarto país con más muertes por COVID-19 y también está entre los países con más muertes per cápita asociadas con este virus, incluso por arriba de países como Italia, Francia y el Reino Unido que han sido severamente afectados por varias oleadas de contagios.  Aun así, los casos y muertes reportadas asociadas al virus podrían distar de la realidad por una baja aplicación de pruebas.  Mientras estimaciones indican que en México se realizan alrededor de 80 pruebas por millón de habitantes diariamente, una de las tasas más bajas en América Latina, países europeos pueden llegar a realizar más de 3,000 pruebas por millón de habitantes en un día.  Quizá el problema de salud en México sea más severo de lo que se considera, lo cual requiere una mayor respuesta por parte del gobierno para mitigar no sólo los problemas relacionados con el sector salud, sino también con los daños a la economía y al bienestar de la población.

La economía mundial se está contrayendo a una velocidad acelerada.  Mientras que en enero de 2020 se pronosticaba que el mundo iba a crecer al 2.5 por ciento, los nuevos pronósticos se han ajustado hacia una contracción del -5.2 por ciento.  Esto significa que la economía mundial está 7.7 puntos porcentuales debajo de lo que hubiera sido sin la pandemia.  Para ponerlo en contexto, la tan profunda crisis financiera del 2008 hizo que la economía se contrajera -1.7 por ciento, tres veces menos que lo que se está contrayendo este año. 

 

En México, se espera que la economía se contraiga -7.5 por ciento, 8.7 puntos porcentuales menos de lo que se había estimado en enero de 2020 justo antes de que comenzara la pandemia.  Esta contracción será más profunda que la que ocurrió durante la crisis de 1994 conocida como el «Error de Diciembre» y que la que ocurrió después de la crisis financiera de 2008.  Comparado con otros países, se estima que México será uno de los países que tendrá una mayor caída del PIB en 2020 y de los más bajos crecimientos en 2021.

Crecimiento del PIB en países y regiones seleccionadas

Gráfica 1. Crecimiento del PIB en países y regiones seleccionados.  Los datos de crecimiento del 2020 y 2021 son estimaciones calculadas en junio de 2020.  Las últimas barras indican la diferencia de puntos porcentuales entre la estimación realizada en enero y la estimación en junio sobre el crecimiento en 2020.  Fuente: elaboración propia con datos del Banco Mundial.

 

Los costos para México

Esta pandemia ha sido muy costosa para todos los países del mundo.  Algunos países como Nueva Zelanda han destinado hasta 19.5 por ciento de su PIB en medidas fiscales para atender la pandemia, mientras que otros países como Somalia e Iraq han destinado alrededor de 0.2 por ciento.  México se encuentra en el grupo de países que menos recursos fiscales ha destinado para dar soporte a la economía durante la emergencia sanitaria, y el menor entre los países miembros del G20.  De acuerdo con datos del FMI, México ha destinado tan solo 0.2 por ciento del PIB en medidas fiscales para atender el sector salud y 0.5 por ciento del PIB para atender otros sectores afectados por la pandemia, por debajo de países con menor nivel de desarrollo como Honduras, la República Democrática del Congo, Bangladés, Camerún y Myanmar. 

Medidas fiscales en respuesta a la emergencia sanitaria COVID-19

Países seleccionados

Gráfica 2. Medidas fiscales en respuesta a la emergencia sanitaria COVID-19 expresado en porcentaje del PIB.  Fuente: elaboración propia con datos del FMI.

 

En México aumentará la pobreza. De acuerdo con estimaciones del Banco Mundial, la actual pandemia llevará a la pobreza extrema a más de 88 millones de personas, lo cual hará que sea casi imposible lograr uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles que planteó las Naciones Unidas que planteaba una reducción de la pobreza extrema del mundo al nivel de 3% de la población total para 2030.  El efecto de la pandemia hará que el número de personas viviendo con menos de 1.90 dólares diarios sea de casi 600 millones, el doble de los 250 millones a los que se esperaba llegar en 2030.  En América Latina, se esperaba alcanzar un total de 22 millones de pobres para 2030, pero con el efecto de la pandemia, se podrían agregar 5 millones más.  En México, durante 2020 regresaremos al PIB per cápita que teníamos hace 10 años y no recuperaremos el nivel que teníamos en 2019 (antes de la pandemia) ni siquiera en 5 años.  De acuerdo con estas estimaciones, Estados Unidos alcanzará su PIB per cápita prepandemia hacia finales del próximo año. Brasil lo hará en dos años y China ni siquiera lo redujo.

Gráfica 3.  PIB per cápita entre 2010 y 2025.  Las líneas azules punteadas indican estimaciones, la línea horizontal roja punteada indica PIB per cápita pre-pandemia y la línea vertical verde indica el momento en que el país recupera su nivel de PIB per cápita pre-pandemia.  Fuente: elaboración propia con estimaciones de octubre de 2020 del FMI.

Uno de los principales efectos negativos de la pandemia que llevará a la pobreza extrema a muchos es la falta de empleo.  La tasa de desempleo se ha disparado en el mundo y en países como Colombia y España ha llegado a representar el 20 por ciento de toda la población económicamente activa.  México gozaba de una tasa de desempleo relativamente baja, por debajo del 4 por ciento.  Pero de acuerdo con estimaciones de la OCDE, los efectos de la pandemia harán que la tasa de desempleo se duplique y llegue a más de 7 por ciento durante todo el 2020 y probablemente por algunos años más.  En Estados Unidos también la tasa de desempleo se duplicó.  Siendo el país donde gran parte de la población económicamente activa mexicana se encuentra empleada, podría haber un retorno de paisanos desempleados que no pudieran seguir costeando su sueño americano.

Tasa de desempleo en países seleccionados

Gráfica 4.  Tasa de desempleo como porcentaje del total de a población económicamente activa por país seleccionado.  Las líneas punteadas indican un escenario optimista de menor desempleo.  Fuente: elaboración propia con estimaciones de octubre de 2020 de la OCDE.

 

Un futuro difícil para México

Ante un escenario complicado para los próximos años, con la continuación de cuarentenas, cierre de negocios, pérdida de empleos y aumento de la pobreza, el gobierno estará obligado a hacer uso de sus herramientas fiscales y monetarias para reactivar la economía y aumentar su asistencia social.  No obstante, ante una economía que ha caído más de 7 puntos porcentuales del PIB, las medidas implementadas serán costosas y el gobierno necesitará de mayores recursos.  Según las estimaciones que publica el FMI a través de su reporte Perspectivas de la Economía Mundial de octubre de 2020, las economías más grandes de Latinoamérica y algunos de nuestros países vecinos centroamericanos tendrán un aumento en sus ingresos gubernamentales que les ayudará, en cierta manera, a financiar la recuperación económica.  Este no es el caso de México. De acuerdo con la misma fuente, la caída de ingresos gubernamentales en México para 2021 será de casi 1.5 puntos porcentuales del PIB equivalentes a unos 20 mil millones de dólares (alrededor de 7 por ciento de los ingresos gubernamentales de 2019) o equivalentes a 135 aviones presidenciales como el Boeing 787-8 Dreamliner que el actual gobierno ha puesto a la venta. 

Aun con los titánicos esfuerzos por parte del gobierno mexicano actual de fortalecer la recaudación y reducir la evasión fiscal, la caída de los ingresos petroleros por los bajos precios del petróleo y la reducción de consumo de gasolinas derivadas de la pandemia, la situación para México se complica.  Quizá las opciones para el presidente López Obrador se reduzcan y termine orillado a incrementar la deuda pública y externa, a lo cual se ha opuesto hasta ahora. 

 

Esta situación de inestabilidad económica podría llevar a que el gobierno tenga complicaciones para financiar los grandes proyectos de infraestructura que tiene contemplado realizar durante este sexenio.  Ante una situación de finanzas pobres y con problemas económicos y sociales en aumento, si las obras de infraestructura continúan por encima de garantizar las necesidades inmediatas básicas de salud, trabajo y alimentación de la población, el costo económico (aunque no necesariamente financiero), social y político de estas obras, podría convertirse en uno de los más altos de la historia.  El papel del gobierno durante los siguientes años será crucial para la recuperación y quizá la difícil situación que el país enfrentará hará que nuestros actuales y futuros gobernantes entiendan la importancia de redefinir prioridades cuando la vida y bienestar de millones de personas están en juego.

*Las opiniones expresadas son responsabilidad exclusiva del autor.

Síguenos en redes

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube

BRÚJULA CIUDADANA. Es una publicación electrónica mensual editada por Iniciativa Ciudadana para la Promoción de la Cultura del Diálogo, A.C., Tel. (55) 55141072, 

Editor responsable: Elio Villaseñor Gómez.

Editora de la revista, Delmy Xiomara Peraza Torres. 

Diseño: Judith Meléndrez Bayardo

Las opiniones expresadas por los autores no necesariamente reflejan la postura del editor de la publicación. 

El material de esta publicación puede ser mencionado o reproducido siempre y cuando se cite la fuente.

LOG-INICIATIVA.png
Logo Puente Ciudadano.png