2. Laboratorios de políticas públicas comunitarias en México
 
Foto 1.jpg

Luis Enrique González-Araiza “Voluntarios(as) que colaboran en el Albergue de FM4 Paso Libre”

FM4 Paso Libre y la atención integral de las personas en situación de movilidad humana que viven o transitan por el área metropolitana de Guadalajara

Luis Enrique González-Araiza

Director ejecutivo de Dignidad y Justicia en el Camino A.C. “FM4 Paso Libre” [1]

Cecilia Yael Leal Murillo

Asistente de investigación de Dignidad y Justicia en el Camino A.C. “FM4 Paso Libre” [2]

 

 

 

 

El fenómeno de la movilidad humana por el estado de Jalisco y particularmente en el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) cambió a lo largo del siglo XXI que vivimos. Dejamos de ser una metrópolis de origen de personas migrantes internacionales para convertirnos en un lugar que experimenta distintas dinámicas migratorias, desde trabajadores agrícolas temporales, personas migrantes internacionales que van de paso, personas mexicanas deportadas de Estados Unidos, personas sujetas de protección internacional que ven en nuestro estado un nuevo comienzo en sus vidas. Y poco a poco observamos a personas mexicanas desplazadas por la violencia que vivieron en sus estados de origen.

De igual manera, nuestra organización cambió y se adaptó a la realidad migratoria que se presentaba. Desde nuestros inicios como un colectivo de estudiantes en 2007, que de manera desarticulada y con mucho corazón, ofrecimos atención humanitaria directamente en las vías del ferrocarril que cruza el AMG. Luego, nos constituimos como una persona jurídica en 2009 y después de una exhaustiva campaña de procuración de fondos con nuestra comunidad, abrimos nuestro primer espacio de ayuda humanitaria en 2010, el “Centro de Atención a Migrantes”, un comedor donde atendimos a la población en situación de movilidad humana seis días a la semana.

Durante más de cinco años, de manera ininterrumpida, mantuvimos este esquema de atención humanitaria, hasta que fuimos víctimas de desplazamiento interno forzado dentro de nuestra ciudad por amenazas de la macro criminalidad en abril de 2015. Esto generó una movilización como organización bajo el acompañamiento de personas defensoras de Derechos Humanos (DDHH), que derivó en un diálogo con el gobierno estatal de Jalisco y el posterior otorgamiento del comodato donde reinstalamos nuestro CAM en julio de 2015. En este lugar, cambiamos nuestro esquema de atención, convirtiéndolo en una estancia de día, cuya atención era de lunes a domingo, de 8:00 a 20:00 horas. Durante casi un año nos preparamos con la ayuda de organizaciones internacionales, y para el 1º de diciembre de 2016, inauguramos formalmente la atención como Albergue, ofreciendo la estancia las 24 horas del día a la población en situación de movilidad humana que atendemos.

Nuestra atención a la población migrante se basa en las distintas experiencias de acción humanitaria realizada por personas defensoras de DDHH a lo largo del país. Pedro Pantoja, Norma Romero, Flor María Rigoni, entre algunas de ellas, modelaron nuestra atención, adaptándose a las distintas dinámicas de movilidad humana que se presentaban, ya que Jalisco se convirtió en un importante polo de atracción para los distintos flujos migratorios. Actualmente contamos con nueve áreas de atención, unas se enfocan directamente en la atención humanitaria de las personas que tocan nuestra puerta (Coordinaciones de Albergue, Atención Integral, Atención Jurídica), otras a la vinculación de la organización (Coordinaciones de Incidencia Política, Proyecto Inclusión Digna) mientras que las demás realizan funciones administrativas que garantizan nuestro funcionamiento (Coordinación de Desarrollo Institucional, Fortalecimiento Institucional, Procuración de Fondos y Proyectos).

Desde la sociedad civil, hemos constatado que permanece una visión acotada del fenómeno migratorio en nuestra entidad, donde la discusión se estanca en los flujos migratorios de retorno. De ahí la necesidad de visibilizar de manera integral el contexto de movilidad humana que vivimos. A continuación, exponemos los retos que hemos vivido como organización en la atención humanitaria hacia la población migrante y refugiada que atendemos [3].

Foto 2.JPG
Luis Enrique González-Araiza “Clase de breakdance hacia la niñezmigrante en el Albergue FM4 Paso Libre”
Retos para ofrecer atención humanitaria

El primero de ellos es garantizar una atención digna a las personas que se presentan en nuestro Albergue. De ahí la necesidad constante de personas voluntarias que donen su tiempo para brindar la atención, así como de otros donativos e insumos para poder garantizar la operatividad del espacio. Para solventar estas necesidades, la estrategia seguirá siendo la vinculación directa con nuestra comunidad, a partir de los dos pilares que sostienen a nuestra organización: las personas voluntarias y las donadoras, así como una buena relación con las organizaciones internacionales, a partir del desarrollo de distintos programas de atención para la población en situación de movilidad humana.

Igualmente, buscamos generar conciencia sobre la diversidad de personas en situación de movilidad humana que atendemos y dejar atrás la idea de que las personas migrantes son únicamente hombres jóvenes, que migran rumbo a Estados Unidos. Actualmente los flujos migratorios se componen de familias enteras, niños niñas y adolescentes que viajan solos, o acompañadas, mujeres viajando solas, ancianos y personas de la comunidad LGBTQ+, a quienes se les informa sobre el contexto migratorio en México con una política concentrada cada día más en contener, detener y deportar a las personas migrantes.

Así mismo, observamos una serie de obstáculos que atraviesan las personas migrantes cuando intentan que se les reconozca algún derecho vía trámite administrativo. Estos procedimientos suelen ser sumamente lentos, debido a que las instituciones del Estado mexicano no tienen la capacidad de atenderlos ya sea por falta de personal o porque la infraestructura es inadecuada. Aunado a ello, esta población no cuenta con la cultura jurídica respecto a sus derechos, ni el equipo de cómputo,ni una conexión de internet para dar seguimiento a su procedimiento en línea. Todos estos factores encarecen la posibilidad de obtener una regular estancia de manera más rápida.

Ante esta situación se vuelve esencial el trabajo que realizamos en la organización para proveer de atención jurídica a las personas en situación de movilidad humana, ya que damos seguimiento y acompañamiento en procesos administrativos migratorios y de protección internacional, así como quejas ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos cuando consideramos que alguna institución del Estado mexicano está vulnerando un derecho fundamental de esta población.

Por otro lado, un reto que observamos es la plena integración de las personas en movilidad humana que optan por quedarse en Jalisco, particularmente aquellas que son sujetas de la protección internacional en este país. Desde el área de acompañamiento integral, buscamos que esta población tenga acceso a una vida digna, acceso a la salud, que puedan participar en espacios públicos, eventos culturales, acceso a la educación y en general que se sientan parte de la comunidad. Pero estos objetivos se ven obstaculizados en los hechos por varios factores. Uno de ellos es el elevado costo de vida en el AMG, además de los salarios precarios que se perciben; estas condiciones no garantizan un sueldo digno que sustente las necesidades básicas de una familia.

Foto 3.jpg

William Atkinson “Persona voluntaria preparando alimentos en el Albergue FM4 Paso Libre”

 

Algunas de las estrategias que hemos trabajado para acompañar a los migrantes y refugiados en su proceso de integración en nuestra AMG es asegurarles el acceso a sus derechos sociales, económicos, culturales y ambientales. Dentro de nuestro albergue, procuramos generar el acceso a los servicios de salud de primer nivel, fortaleciendo nuestro voluntariado médico y psicológico, así como una vinculación directa con los servicios de salud a nivel municipal y estatal.  En el tema educativo nos hemos enfocado en promover y motivar a las personas a que inicien procedimientos de revalidación de estudios ante la Secretaría de Educación del Estado de Jalisco y con ello puedan encontrar mejores oportunidades de trabajo.

Respecto a la atención diferenciada que brindamos como organización, hemos buscado generar espacios dentro del albergue para que las distintas poblaciones que atendemos se sientan seguras y en un ambiente de respeto donde salvaguardemos su identidad sexo genérica, así como sus derechos humanos. Con base en lo anterior, trabajamos de la mano con la Secretaría de Igualdad Sustantiva del Gobierno del Estado de Jalisco para llevar a cabo capacitaciones en materia de género y derechos humanos. Además, hemos logrado vinculaciones con organismos internacionales como ONU Mujeres para el apoyo de kits especiales para mujeres y mujeres trans y la participación en foros nacionales e internacionales que tienen como fin la concientización de la sociedad para que ésta sea hospitalaria y solidaria con la población en situación de movilidad humana.

Por último, hemos impulsado acciones encaminadas a la niñez migrante que pasa por nuestro espacio, ya que hemos hecho adecuaciones en el albergue para acondicionar espacios que funcionen como aulas educativas y puedan ser utilizadas para la impartición de talleres, cursos o cualquier otra actividad que tenga que ver con la educación y el conocimiento. La estrategia que se está abordando para cubrir las necesidades de las niñas, niños y adolescentes es la de compartir su situación de vulnerabilidad con la comunidad, y con el gobierno local para generar espacios y canales de atención seguros.

Finalmente, podemos refrendar que la movilidad humana es un fenómeno cambiante que requiere de la voluntad y compromiso de las organizaciones internacionales a la par de los gobiernos locales. Nuestro papel como organismo de la sociedad civil local es acercar de manera directa los sentipensares y vivencias de las personas en situación de movilidad humana a fin de que su agencia sea tomada en cuenta.

 

Notas:

 

  1. Email: luis.garaiza@academicos.udg.mx y coordinacion@fm4pasolibre.org
     

  2. Egresada de la licenciatura en Relaciones Internacionales por la Universidad de Guadalajara. Email: cecileal97@gmail.com
     

  3. Esta parte fue construida de manera colectiva a partir de entrevistas individuales a cada una de las personas colaboradoras de la organización que son cabezas en sus áreas de atención: Santiago Aguilar, María José Chavolla, Lina Goméz, Wilmer Hernández, Paula Martínez, Mauricio Pineda, Gauri Porras Coronado, Thalía Robles y César Rodríguez.​